#quedate en casa

 

Vivir en pareja tiene muchos beneficios cotidianos, especialmente para aquellos que creen en el amor. Además de lo esencial -que es el cariño, la pasión, la compañía y la alegría de compartir nuestra vida con alguien a quien amamos-, hay otras ventajas. Las tareas domésticas, por ejemplo, se llevan mejor entre dos. También el tedioso trabajo de hacer la compra y cocinar.

Sin embargo, si eres un espíritu libre e independiente y te cuesta compartir tu espacio vital, vivir en pareja en una casa pequeña puede conllevar ciertos problemas cotidianos. Y, a la larga, eso puede ser muy dañino para la relación.

Por eso es necesario tener un ambiente neutro en el hogar, ya sea grande o pequeño, no hay que convertirlo en un espacio muy chic o minimalista masculino. Así como en las decisiones hay un balance, el interiorismo del hogar lo tiene que tener, para que ambos se sientan cómodos, los dos deben de sentirse en su propio espacio y sobre todo cuando es pequeña la casa o departamento.

Una manera de fortalecer la relación con tu pareja es tratar de buscar lugares comunes que compartan sin problemas, también a nivel estético. Puede que no todo lo que le gusta a él o ella te gusta también a ti. Eso es evidente.

Sin embargo, es positivo tratar de encontrar cosas que les gusten a los dos. Buscar esquemas estéticos que los inspiren a ambos, y también reafirmar en cosas que los dos vean espantosas.

Para ser más exactos deben de elegir un tono neutro para la mayoría de las paredes, ya sea blanco, o elegir algún tono de la gama del gris o beige. Pero para romper con la monotonía deberán de pintar mínimo un muro por habitación o espacio, en un tono contrastante o brillante, pero que a ambos les guste el color, pues son muros que verán todos los días, y deben de causarles energía positiva. 

El mobiliario, otro gran reto!!... Cuando están en búsqueda de los muebles principales, muchas veces surgen pequeñas discusiones de que estilo o material elegirlo, lo ideal, son los muebles lineales, al igual en colores neutros, o maderas al natural. Este tipo de mobiliario se puede clasificar como unisex, ya que NO se ven FEMENINOS NI MASCULINOS.

La decoración, por lo general tiende a ser más femenina visualmente, pero para conseguir un ambiente neutro debemos de dejar a un lado los estampados chic, apostémosle mas a cuadros, rallas, zigzags etc. En cuanto a los cuadros decorativos, es buena idea algunas frases o incluso paisajes o fotografías.

Los acentos dorados o plateados no tienen clasificación, pues son colores que ayudaran a dar brillo al espacio. Y sobre todo nunca olvidar el acento VERDE!! Ya sea desde un helecho o algunas flores naturales.

Un reto, sí, pero también una aventura maravillosa que merece la pena disfrutar. ¡Buena suerte!